El Daño Psíquico es el tema central para el cuál es convocado, mediante el sorteo, el PERITO PSICÓLOGO DE OFICIO.
A partir de la evaluación que presenta luego de las técnicas adecuadas a la toma de la pericia, el Sr. Juez tomará decisiones judiciales concluyentes al expediente en cuestión.
Es por eso que es muy importante, sino principal, establecer el lugar que presenta este concepto como tal en la determinación del punto pericial.
El DAÑO PSÍQUICO como tal no existe en la legislación vigente. Tampoco en la nosología de la ciencia psicológica existe un cuadro nombrado de esa manera.
La legitimación del concepto DAÑO PSÍQUICO aparece recién a partir de LA TEORÍA GENERAL DE DAÑOS, constructo jurídico, parte del Derecho civil que actúa a partir de lo establecido en el Código Civil Nacional de la Argentina.
Autores de excelencia y fundamentales para las ciencias forense y jurídica, tales como Mariano Castex, Silvia Castelao, Graciela Gardiner, entre otros, han elaborado definiciones acerca del concepto Daño Psíquico, diferenciándolo del de Daño Psicológico y Daño Moral. encuadrando al mismo dentro de determinadas condiciones y estableciendo diferentes pautas para poder determinar el mismo.
En el CCNA hay artículos específicos (1066,1067, 1068,1717, 1718) que hablan expresamente del Daño, para garantizar cuando y como se aplica el porcentual de los diferentes Baremos.
Cabe mencionar que la temática del porcentual de Daño psíquico a otorgar, es un tema controversial y complejo, ya que se emparenta con la suma económica indemnizatoria o resarcitoria.
Es por eso que, al momento de determinar el tipo y porcentual del Daño, el Perito debe asumir una postura ética sólida y contar con una experiencia amplia para diferenciar posibles intenciones de beneficio económico por parte del peritado.

Categorías: Sin categoría

Open chat